5 de enero de 2011

Wikipedia y el nivel de lectura de los estudiantes

El pasado diciembre se hizo público el Informe PISA sobre el nivel educativo de los estudiantes de secundaria de los países de la OCDE (y también otros fuera de esta organización) referentes al año 2009. Los resultados de dicho informe sobre la comprensión lectora situó el nivel medio de los estudiantes españoles en 481 puntos, por debajo de la media de los países desarrollados (493 puntos) y en antepenúltimo lugar de los países de nuestro entorno más cercano, la Europa de los 15, sólo por delante de Luxemburgo (472) y Austria (470). Aunque mejorando los resultados del anterior estudio, realizado en 2006, la situación de los estudiantes españoles podría resumirse como mala en comparación con los demás países analizados, con una mediocridad de los estudiantes (sólo el 3,6% superaba los 625 puntos) y ampliamente dispar en el contexto autonómico (desde los 507 puntos de media obtenidos en Castilla y León a los 403 de Ceuta y Melilla).

La magnitud de los datos arrojados por el Informe PISA de 2009 potencialmente permiten todo tipo de análisis desde múltiples puntos de vista. Los estudiantes - de 15 años - fueron examinados en tres materias (comprensión lectora, matemáticas y ciencias), existen datos sobre 66 países, con históricos de otros tres informes más (2006, 2003 y 2000), desagregados por sexo y en el caso de España también por Comunidades Autónomas. Además, la OCDE cruza los datos del informe PISA con su ingente base de datos estadísticos de variables socioeconómicas. Para los medios de comunicación la publicación del Informe PISA supone un enorme filón del que nutrirse varias semanas a base de comparativas, reflexiones y comentarios de todo tipo de expertos. Sin embargo, estos análisis posteriores no suelen ahondar más allá de la perspectiva monocausal de la propia responsabilidad del sistema educativo sin tener en cuenta otros elementos implicados en la calidad del mismo, como pudieran ser, los recursos on-line que día a día van desplazando a los soportes tradicionales.

Aunque no directamente relacionado con el Informe PISA, la Comunidad de Madrid publica también trianualmente y por las mismas fechas un estudio sobre los hábitos lectores de los madrileños y del que la prensa se hacía eco. En él aparecen datos reveladores que afirman que un 23,2% de la población mayor de 14 años no leía libros nunca y que el 81% de los jóvenes leía sobre todo páginas web, blogs y foros sociales. Incluso para el conjunto de los madrileños, los contenidos on-line son incluso más habitualmente leídos que los periódicos (42,5% frente a 33,4%).

Por consiguiente cabe preguntarse qué responsabilidad tienen y tendrán los recursos disponibles en Internet, como los proyectos Wikimedia, en los estudiantes y sus resultados académicos asumiendo que los beneficios de acceso que ofrece está desplazando a los medios tradicionales. Responsabilidad no sólo entendida como calidad de los contenidos que serán complementarios al estudiante a los ofrecidos en el aula para la realización de trabajos y apuntes, sino también responsabilidad como calidad en la lectura para un individuo cada vez más inmerso en los océanos de Internet donde las islas de corrección lingüística escasean.

Imagen: African-American children line up outside of Albemarle Region bookmobil. Licencia: Dominio público. Fuente: Wikimedia Commons.

1 comentario:

  1. Gracias, Manu. Un dato más para considerar nuestro trabajo con la importancia que merece...

    ResponderEliminar