19 de enero de 2013

Wikipedia, la enciclopedia popular

Wikipedia es la enciclopedia que cualquiera puede editar ―sí, incluso tú―, pero mucha gente no reflexiona demasiado sobre quién hace el trabajo. Con quinientos millones de personas de todas las partes del mundo confiando en Wikipedia para obtener información, deberíamos hacerlo.

Más de 1,5 millones de personas en prácticamente todos los países han contribuido a los 23 millones de artículos de Wikipedia. Se crean más de 12 000 nuevas entradas cada día; ocho en el último minuto. Los autores son poetas y profesores, camareros y restauradores, jóvenes y mayores, ricos y pobres.

Es una locura. Una enciclopedia que es de las mayores muestras humanas del esfuerzo colaborativo, con contribuyentes de casi todas las etnias, nacionalidades, condiciones socio-económicas, ideologías políticas, religiones, sexos y orientaciones sexuales. El wikipedista más joven que conozco tiene siete años, un chico en Tel Aviv que realiza pequeñas ediciones en artículos sobre animales y libros infantiles. El de mayor edad que conozco tiene 73, un ingeniero retirado que escribe sobre la historia de Filadelfia, lugar donde estuvo viviendo durante medio siglo. Mi último taxista en San Francisco, un chico de mediana edad que sería de Europa del Este, me contó que edita, aunque no sé en qué ámbitos. No conozco un esfuerzo comparable, una colección más diversa de gente conviviendo, en paz, para un único fin.

No obstante, dejando atrás las apariencias, la diversidad es una comunidad edificada en valores compartidos. El corazón de la comunidad de editores de Wikipedia ―aquellos editores que son muy, muy activos― está formado por unas 12 000 personas. He conocido a miles de ellas personalmente y, sí, comparten características comunes.

La primera y más determinante es que los wikipedistas, casi sin excepciones, son absurdamente inteligentes, como se podría esperar de gente que, por diversión, escribe una enciclopedia en su tiempo libre. Tengo una teoría que retrocede hasta la escuela: los wikipedistas eran los niños más listos de la clase, niños que no se preocupaban sobre lo que estaba de moda, pero que pasaban el tiempo leyendo, con el equipo de debate, con el club de ajedrez, o en la sala de informática. Hay un tema recurrente en los editores preadolescentes que, hasta el momento, han visto menospreciadas sus opiniones e ideas a causa de su edad, pero que, sin embargo, se han abierto paso hasta posiciones de autoridad real en Wikipedia. Les encanta Wikipedia porque ven reconocidos sus méritos, porque supone el único espacio en sus vidas donde la edad no importa.

Los wikipedistas son geeks. Tienen que serlo para querer aprender la sintaxis wiki requerida para editar, y eso significa que la mayoría de editores son de los que encuentran divertido el aprendizaje de lo tecnológico ―aunque también es porque Wikipedia tiene sus orígenes en el movimiento del software libre, que es una subcultura muy geek―. El auge de las páginas punto-com millonarias y la importancia de servicios como Google, Facebook y Wikipedia han hecho el movimiento geek más aceptable. Pero los geeks aún son fundamentalmente outsiders, tienden a estar socialmente retraídos, profundamente interesados en temas oscuros, introvertidos; a veces, también son habladores, desatinados, no demasiado agraciados, y tienen menor tacto que el resto de la gente.

9 de cada 10 wikipedistas son hombres. No sabemos exactamente por qué. Mi teoría es que la edición de Wikipedia es un gusto minoritario, y que algunas de las muchas características que se combinan para formar un wikipedista ―geek, aficionado a la tecnología, convencido de su propia inteligencia, insensible y argumentativo, con la voluntad y la capacidad para disfrutar de una afición solitaria― tienden a encajar con el hombre.

Aunque, individualmente, los wikipedistas procedemos de una amplia gama de niveles socio-económicos, tendemos a vivir en partes del mundo ricas y relativamente privilegiadas. La mayoría de nosotros tiene una conexión a Internet de confianza y accede a bibliotecas y librerías dignas, posee sus propios equipos portátiles y de escritorio, es el producto de sistemas educativos decentes, y goza del lujo de tener tiempo libre.

Los wikipedistas tienden a ser jóvenes, a menudo estudiantes concentrados en la enseñanza superior. Eso también tiene sentido. Los estudiantes dedican su tiempo a leer, pensar, investigar, evaluarse y resumir lo que saben, esencialmente las mismas habilidades que se necesitan para escribir una enciclopedia.

Como los bibliotecarios y, probablemente, todos los profesionales que trabajan con referencias, los wikipedistas somos puristas obsesionados con los detalles. Discutimos interminablemente sobre cosas como si la isla japonesa de Tsushima es una única isla o un archipiélago de tres islas. Sobre si el protagonista de “Grand Theft Auto IV” es serbio, eslovaco, bosnio, croata o ruso. Sobre si Baltimore tiene “un par de” tormentas de nieve al año o “varias”, sobre si el beicon en un desayuno irlandés es frito o hervido, sobre si la herida de metralla que John Kerry sufrió en 1968 estaría mejor descrita como menor, o se debería dejar sin modificar. Nada de esto nos divierte en nuestras fiestas, pero nos hace buenos en la redacción de una enciclopedia.

Como corresponde a una enciclopedia que cualquiera puede editar, los wikipedistas tienden a ser iconoclastas, inquisitivos y curiosos. Wikipedia es un lugar donde el debate es una forma de juego, y la gente está buscando, de buena fe, la respuesta más correcta. Somos agnóstico-credenciales: queremos demostrar lo que se afirma; no aceptamos nada que provenga de la fe ―y el artículo “Faith” ("fe"), en Wikipedia en inglés, tiene bastantes notas al pie―. Somos productos de la Ilustración, hijos de Spinoza, Locke y Voltaire. Nos oponemos a la superstición, al irracionalismo y a la intolerancia; creemos en la ciencia, en la razón, y en el progreso.

Los temas más controvertidos en Wikipedia son los mismos que en el resto del mundo, como el conflicto israelí-palestino, el calentamiento global, el diseño inteligente, la lucha contra el terrorismo, y personajes como Adolf Hitler, Ayn Rand y Dick Cheney. Creemos que no es nuestro trabajo editar Wikipedia reflejando nuestras opiniones personales; en lugar de ello, pretendemos ser imparciales en todos los aspectos. Las entradas deben ser especialmente neutrales y verificables, y han de estar bien documentadas. Se pide a los editores que eviten manifestar opiniones, o incluso afirmaciones controvertidas, como si fueran hechos; en vez de esto, las atribuimos a las fuentes. Velamos por una expresión no sentenciosa: evitamos juicios de valor como “famoso”, “racista” y “terrorista”. Si no estamos seguros de la verdad, lo decimos, y describimos los diversos enfoques.

¿Significa esto que Wikipedia es perfecta? Desde luego que no. Nuestros artículos más deficientes son sobre temas oscuros, donde el sesgo sutil y los pequeños errores pueden persistir, en ocasiones, por meses o incluso años. Pero los wikipedistas son feroces guardianes de la calidad, y tienden a cuestionar y eliminar sesgos e imprecisiones en cuanto los ven. El artículo “Barack Obama” es un excelente ejemplo de ello. Como es leído y editado con mucha frecuencia, con el paso de los años se ha vuelto comprensible, objetivo y estupendamente bien referenciado. Cuantos más ojos hay sobre un artículo, mejor. Esa es la premisa fundamental de Wikipedia, y explica por qué Wikipedia funciona.

Y sí, funciona. El 17 de diciembre de 2001, un editor llamado Ed Poor inició un artículo en Wikipedia en inglés bajo el título “Arab-Israeli conflict” (“Conflicto árabe-israelí”) con esta única frase: “The Arab-Israeli conflict is a long-running, seemingly intractable dispute in the Middle East mostly hinging on the status of Israel and its relations with Arab peoples and nations.” (“El conflicto árabe-israelí es una disputa de larga duración y aparentemente irresoluble en Oriente Medio, mayoritariamente articulada sobre el estatus de Israel y sus relaciones con la población y las naciones árabes.”). Hoy, este artículo tiene 10 000 palabras, e incluye dos mapas, otras seis imágenes, y 138 notas al pie. Ha sido editado en más de 5 000 ocasiones por 1 800 personas desde docenas de países, incluyendo Israel, Líbano, Egipto, Dinamarca, Alemania, Australia, Canadá, Reino Unido, Estados Unidos y Rusia.

Desde que fue fundada ―hace 12 años esta semana― Wikipedia se ha convertido en una parte indispensable de la infraestructura informativa del mundo. Es un bien de utilidad pública: abres el grifo, y sale agua; haces una búsqueda en Internet, y Wikipedia responde a tu pregunta. La gente no se para a pensar demasiado en quién la crea, pero tú deberías. La hacemos para ti, con cariño.

Traducción del artículo original redactado por Sue Gardner, Directora Ejecutiva de la Fundación Wikimedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario